Slider

Statement

Mi afecto, necesidad y trabajo creativo se inclina de forma natural hacia la pintura, pero también se desarrolla en la fotografía y el vídeo. Hacer esta afirmación supone advertir que la representación -el lenguaje de la imagen- se erige como punto inicial necesario de mi trabajo.

Enlazo esta investigación del espacio pictórico y sus elementos constitutivos con la reflexión sobre las limitaciones de la comunicación, la búsqueda de relaciones formales que puedan ser portadoras de mensajes o sentimientos y las posibilidades de renovación de dicho lenguaje.

Los aspectos mencionados me aportan elementos conceptuales, mientras que la experiencia de los paisajes naturales, humanos y culturales me proporcionan las emociones y sentimientos de donde surge mi preocupación por el nexo consustancial entre cultura y
naturaleza, al que se vincula la construcción de nuestra propia subjetividad.

Con la simbiosis de estos ámbitos construyo y doy sentido a mi mundo. Mi interés por la relación entre la experiencia de lo real y su representación desemboca en el anhelo de tener conciencia y de sentir la alegría de vivir, aunque aparezca el absurdo en la certeza de que tras las formas está la muerte aguardando.

Según la apetencia, acomodo mi voluntad a diversos procesos de trabajo; en ocasiones parto de fotografías y bocetos bien definidos, otras veces ataco los proyectos sin anotaciones o estudios previos, fluyendo desde acciones azarosas, impresiones, rememoraciones e invenciones subjetivas. Tales caminos me hacen transitar formalmente desde un expresionismo figurativo simbólico hasta la abstracción.

Significativamente las imágenes resultantes privilegian una narrativa abierta que unas veces, parece ofrecer, presumiblemente, una interpretación directa, y otras, declaradamente, nos llevan al lado contrario, a escenarios ilógicos, para lanzar la pregunta sobre el orden de las asociaciones habituales de símbolos que definen nuestra idiosincrasia.

Ir arriba